2.01.2011

momentum_25

a o b.- Cincuenta besos. Uno tras otro. Y me pediste más. Y yo los multipliqué. Y me entró el miedo por si se agotaban. Y mis ganas de seguir multiplicando caían en saco roto, porque yo sabía que no habría más noches; que aquél era el único momento y había que sacarle punta.
Y yo, mientras multiplicaba, volví a creer en lo que hacía.
Y cincuenta besos. Cincuenta besos cayendo en saco roto.