8.19.2010

por que EL INCORRECTO?

We are the hollow men
We are the stuffed men
Leaning together
Headpiece filled with straw. Alas!

TS Eliot

Partiendo de una posible critica hacia mi propia obra, es decir, obra sin hilo narrativo y/o argumental, y poco mas que la propia expiacion de un pasado sentimental no consumado, he de decir que todo esto podría ser absolutamente cierto.

Efectivamente EL INCORRECTO no es mas que eso: escenas atropelladas donde dos personajes sin bautizar (X e Y) se enfrentan dialectica y fisicamente en un terreno onirico -la escenografia recuerda a un tatami, lugar usado por luchadores de sumo-  hasta que terminan con el suicidio.

La funcion empieza asi:
X duerme, y en su sueño (Goya: El sueño de la razon produce monstruos) trae a su realidad a Y. Ahi comienza el verbal facing de ambos.
X expande sin pudor su retorica y alarde, asi como su sarcasmo para ir derrotando a Y
Y, por el contrario, usara sus armas -mas endebles: es el incorrecto- para que el exhinicionismo lexico de X no disminuya.

El flujo y reflujo del dialogo se detiene tan solo por la proyeccion de un corto cinematografico donde la relacion de otros dos personajes afianza aun mas la impotencia para afrontar una relacion satisfactoria y fertil: he ahi el punto de conexion entre escenario y pantalla.

Al igual que Hamlet invitaría a los comicos a Elsinor para que estos representaran el asesinato de su padre, y asi desvelar a este, de igual manera X dispone la proyeccion para mostrar a Y la huida y la incapacidad para una relacion en pareja.

Todo no es mas que un escaparate de la cobardia. El rol del publico oscila entre voyeur y juez. La cuarta pared existe tanto en cuanto a los personajes se les antoje. Los quince cuadros que componen  EL INCORRECTO son solo parte de lo que se nos ha permitido ver.